Misión

Brindar contención, escucha, alivio y orientación a adultos mayores y a personas que estén transitando una enfermedad y/o final de vida, como así también a sus familiares.

Visión

Replicar en todos los rincones de nuestro país la misión de Almificar para que “nadie viva la enfermedad solo, ni nadie muera en soledad”

Reproducir vídeo

Nuestra Historia

Durante toda mi vida sentí un impulso muy grande de solidaridad. Desde distintos grupos y lugares donde había posibilidades de ayudar ahí estaba, lo mismo en los distintos colegios donde trabajé, en los que fui buscando espacios de solidaridad para los alumnos.

 

En el año 2012, trabajando junto a una counselor-colega, preparando talleres de límites para padres, ella me habló de su hermana Teté y una enfermedad avanzada que estaba transitando. Ahí comencé a acompañarla, igual que a su familia y descubrí los Cuidados Paliativos. Comencé a profundizar en este abordaje,  conocí Counselors y Profesionales de la Salud que trabajan en Equipos de Cuidados Paliativos. Pasaron los años y me daba cuenta que el acompañar en el final de vida con un Equipo de Cuidados Paliativos era una vocación que estaba dentro mío y no me habia dado cuenta. Lo que más me motiva es estar al lado de la cama de una persona en proceso de final de vida, donde vivo un momento tan sagrado, tan sublime, tan especial que no deseo perderme y así poder “dar vida a los días de la persona”.

 

Escuchaba mucha soledad en algunas personas en la enfermedad. Porque en realidad, frente a ese “abismo”, podemos estar acompañados por muchos seres queridos y sentir la soledad profunda de ese momento. Otros se sentían solos porque tenían pocas redes de cuidados por diferentes motivos. Gracias a muchas personas que se cruzaron en este  camino, pude profundizar con mi formación y ahí decidí llevar a cabo este gran movimiento: como Comunidad unirnos y acompañar a aquellas personas en ese momento de su vida tan especial, que es el final de vida y, luego, sumamos también los que transcurren por la fragilidad de la enfermedad; y a adultos mayores y los familiares que así lo necesitasen. Y así, en San Isidro, nace Almificar. 

 

¿Por qué Almificar? Porque queremos acariciar el alma de todos aquellos seres que necesitan ser acariciados. Porque queremos poder comunicarnos de alma a alma. Honrar el alma de cada ser humano, dignificarlo aún más, en sus momentos de mayor vulnerabilidad.

 

Almificar cada día crece más….cada día se van sumando mas personas para lograr esta misión y así cumplir nuestro lema:

 

“Que nadie viva la enfermedad solo, ni nadie muera en soledad”

Mariana Soiza
Fundadora de Almificar – Acariciando el Alma

Licenciada en Relaciones Públicas
Consultora Psicológica (Counselor)
Especializada en Cuidados Paliativos
Se formó en Gestión de Redes y Comunidades Compasivas (España)
Forma parte del  equipo de Red Paliativa
 Voluntaria en el Equipo de Cuidados Paliativos Instituto Lanari

Cerrar menú
Cerrar panel